INGREDIENTES:
 300 g arroz
 200 g guisantes
 2 zanahorias
 2 tazas caldo
 1 cebolla
 1 diente ajo
 6 cucharada aceite
 perejil
 azafrán
 sal



INSTRUCCIONES:
Primero pelamos la cebolla y la picamos muy fina. Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos en trozitos.

Calentamos el aceite en una cazuela y sofreímos la cebolla hasta que quede transparente. Añadimos entonces las zanahorias y los guisantes y sofreímos otros 5 minutos. En otra cazuela ponemos a calentar el caldo.

Aparte, echamos en el mortero el ajo, 6 hebras de azafrán, el perejil y un poco de sal y machacamos. Cuando esté bien majado lo añadimos al sofrito y mezclamos con el resto de ingredientes.

A continuación incorporamos el arroz, removemos y añadimos el caldo caliente, el doble que de arroz. Cocemos a fuego fuerte durante 10 minutos y comprobamos el punto de sal.

Bajamos el fuego y cocemos unos 8 minutos más. Tras este tiempo retiramos la cazuela del fuego y dejamos que el arroz repose entre 3 y 5 minutos.

Servimos caliente.

OBSERVACIONES:
Para 4 personas.