INGREDIENTES:
- 100 g de espinacas congeladas
- 50 g de jamón serrano
- 70 g de harina
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- ½ l de leche entera
- 2 huevos
- 4 cucharadas de queso rallado
- Pan rallado
- Nuez moscada
- Sal



INSTRUCCIONES:
Sumergimos en agua hirviendo las espinacas congeladas. Cuando estén cocidas, las escurrimos bien para eliminar el agua. Picamos el jamón serrano en pequeños trozos.

Colocamos las espinacas en el vaso de la batidora y añadimos el jamón, la harina, el aceite, ½ l de leche y sal. Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ponemos la mezcla a una sartén y la cocemos a fuego medio, sin dejar de remover hasta que espese. Si queda demasiado densa, agregamos un poco de leche, removiendo poco a poco. Continuamos cociéndola durante 20 minutos, hasta que tenga la consistencia de la masa de las croquetas.

Antes de retirar la mezcla del fuego, agregamos el queso rallado y una pizca de nuez moscada.

Vertemos la masa en una fuente y dejamos que enfríe para que podamos manejarla.

Las freímos en abundante aceite y las servimos acompañadas de las patatas paja fritas, de una ensalada o solas como entrantes.

OBSERVACIONES:
Para 4 personas.